Manolo Prieto después de la andadura en la venta de pescados y mariscos frescos empezó a comercializar pescados y mariscos congelados en la década de los 80 y como resultado son los dos puestos dedicados en exclusiva a este tipo de producto.

Nuestros dos puestos cuentan en la actualidad con más de 12 metros de mostrador lineal dedicados a la exposición de una alta variedad de productos congelados, ahumados, salazones, conservas, platos preparados y delicatessen.

Tenemos como objetivo asesorar y prestar el mejor servicio a nuestros clientes, todo unido a unos controles de calidad y a unas modernas instalaciones que nos aseguran el perfecto estado de los productos, desde su compra hasta el consumidor final.

Nuestro catálogo de productos congelados y precocinados se aumenta año tras año siendo su variada exposición de productos un recreo para la vista.